Cantel es una población ubicada en la región de Quetzaltenango, Guatemala. El objetivo de Fundación Fuerte con el patrocinio de este proyecto fue acoger a 64 chicas jóvenes huérfanas y dotarlas de las infraestructuras necesarias para reinsertarlas en la sociedad, escapando así de la marginación.

La Congregación de Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia atendía hasta entonces en una casa alquilada a niñas y jóvenes en riesgo social, referidas por los Tribunales de Menores. Por lo que se detectó la necesidad de un centro propio. La ayuda de Fundación Fuerte se empleó en la construcción de una casa hogar, con un área de construcción de 1.100 m2 en dos niveles.