El objetivo de la Fundación Fuerte con el proyecto Viviendas Solidarias en 2006 fue la creación de un poblado para familias con pocos recursos a través de un sistema de autoconstrucción para trabajadores de la hostelería y sus familias. En el Estado de Quintana Roo, muchos de los trabajadores de la hostelería y sus familias, se hacinan en chabolas donde habitan en una situación precaria.

La Fundación promovió la creación de un poblado para estas familias a través de un sistema de autoconstrucción, gestionando la búsqueda de suelo, en total fueron unos 5.500 m2 para la construcción de 50 viviendas. Fundación Fuerte promovió la dotación de infraestructura y diseñó un modelo tipo de vivienda para contribuir a evitar el chabolismo y marginalidad en una zona de nuevo desarrollo turístico y hotelero.

Finalmente por problemas ajenos a Fundación Fuerte, solo se pudo realizar la rehabilitación de los alojamientos de las personas que trabajaban en el hotel de Puerto Aventuras, Riviera Maya.