El objetivo general del proyecto de Fundación Fuerte en el Centro Fray Luis Amigó en Aragua, Venezuela, fue establecer un Centro de Atención para dar apoyo a adolescentes entre 12 y 17 años con problemas de conducta que les permitiese alcanzar la integración personal, familiar y social. El centro tiene una capacidad para acoger hasta 48 niños, muchos de los cuales han sido abandonados por su familia. La idea también fue proporcionar trabajo para personal terapéutico, educacional y personal.

Este proyecto del Centro Fray Luis Amigó de la Victoria, Estado Aragua, Venezuela, es una obra promovida por la Congregación de Terciarios Capuchinos. Los terrenos eran propiedad de la Asociación, que pretendía culminar la construcción del Centro y conseguir su funcionamiento para lograr la recuperación de problemas de adolescentes con drogodependencia con el apoyo de la Fundación.